jueves, 23 de octubre de 2014

NOTICIAS DESDE BRUSELAS

La nueva Comisión Europea no hará cambios en las normas fiscales del bloque, indicó el miércoles el presidente entrante, Jean-Claude Juncker, en un discurso en el que buscaba el apoyo del Parlamento para su equipo ejecutivo.
 
En una comparecencia en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Juncker señaló que su comisión hará uso de la flexibilidad que permiten las normas. ¨Las normas no cambiarán ¨, dijo Juncker, cuya comisión comenzará a trabajar desde  el 1 de noviembre. “Debemos tener disciplina presupuestaria, debemos tener flexibilidad y debemos tener también reformas estructurales”.
 
Francia e Italia han presentado planes presupuestarios que podrían ponerles en vía de colisión con las normas fiscales de la Unión Europea. Francia desea más tiempo para llevar su déficit público por debajo del 3% del Producto Interno Bruto. El tema será uno de los principales sobre la mesa en la cumbre de líderes de la UE de esta semana.
 
El Parlamento Europeo votará para aprobar o suspender la comisión de Juncker. En su discurso en el Parlamento, Juncker también dijo que confía en proponer un paquete de inversión y empleo en la UE para  Navidades. Sin embargo, el ex primer ministro de Luxemburgo agregó que el dinero necesario para este programa debería proceder de fuentes públicas y privadas, y que no podría financiarse con un aumento de la deuda.