lunes, 20 de julio de 2015

QUE SUCEDE CON LOS BANCOS EN GRECIA

Los bancos griegos reabrieron sus puertas luego de un cierre de tres semanas impuesto para impedir un colapso del sistema bancario, pero casi todas las restricciones sobre las transacciones financieras siguieron vigentes, una señal de lo lejos que sigue estando Grecia de la normalidad.
 
Las esperanzas aumentaron luego de que se alcanzara un acuerdo tentativo para proveer unos 86.000 millones de euros (US$94.000 millones) en ayuda a cambio de reformas y austeridad, pero se prevé que el turbulento verano europeo se prolongue mientras las partes definen los detalles.
 
El lunes los griegos fueron golpeados por importantes aumentos en el impuesto al valor agregado sobre mercancías y servicios, una de las medidas aprobadas por el parlamento griego en un primer paquete de austeridad promulgado la semana pasada como un pre-requisito para asegurar el nuevo acuerdo de rescate con la zona euro.
 
El gobierno también se prepara para más deserciones parlamentarias conforme se alista para promulgar una segunda ronda de medidas de austeridad el miércoles.La votación de esta semana podría incrementar las preocupaciones sobre la estabilidad del gobierno del primer ministro Alexis Tsipras, quien tiene problemas para convencer a su partido de izquierda Syriza de que lo acompañe cuando acepta demandas de austeridad que su gobierno denunció durante gran parte de este año.
 
La mayoría de los controles de capital, incluyendo límites a retiros de efectivo y transferencias de dinero, siguen vigentes en los bancos de Grecia. Pero desde el lunes los depositantes pueden acumular su límite de retiro diario de 60 euros (US$64,96) durante varios días y retirar un total acumulado de 420 euros al final de la semana.
 
Los bancos reabiertos también están limitados a servicios básicos como realizar pagos locales en persona, que en las últimas semanas sólo habían sido posibles en línea. La apertura de filiales bancarias ayuda a quienes no tienen acceso a la banca electrónica. Ahora los clientes pueden acceder nuevamente a sus cajas de seguridad.
 
La Bolsa de Atenas, que también dejó de operar el 29 de junio, seguirá cerrada el lunes. La Comisión Europea transfirió el lunes 7.160 millones de euros en financiación a corto plazo desde una filial de préstamos de la Unión Europea, dándole más tiempo a Grecia.
 
Un funcionario griego indicó que el país realizó un pago de 4.200 millones de euros al Banco Central Europeo y se puso al día con unos 2.000 millones atrasados ante el Fondo Monetario Internacional. Funcionarios de las tres instituciones que supervisan el rescate de Grecia —el BCE, el FMI y la Comisión Europea— debían regresar a Atenas el lunes para considerar la situación económica del país y consultar con el gobierno sobre todos los borradores de proyectos de ley relevantes relacionados con un nuevo rescate.