lunes, 20 de enero de 2014

LOS ALUMNOS SUPERAN AL MAESTRO

En Berkshire Hathaway Inc., los alumnos están superando al maestro.
Dos gestores de inversión, contratados en los últimos años por Warren Buffett  como parte de su plan de sucesión en el holding, lograron en 2013 rendimientos que superaron tanto el retorno del legendario inversionista como el del Standard & Poor's 500, según fuentes al tanto.
 
Fue el segundo año consecutivo que ambos gestores le ganaron al índice general de la bolsa estadounidense, que en 2013 creció 32% incluyendo dividendos, y también a su jefe como el principal selector de acciones del conglomerado. Las fuentes no quisieron revelar con qué margen superaron al mercado en 2013, pero según escribió Buffett en su carta anual de 2012 a los accionistas, los dos vencieron al S&P 500 por más de 10%.
El sólido desempeño de los gestores más jóvenes es otra prueba de que el multimillonario de 83 años se "sacó la lotería" con sus contrataciones, tal como expresó en su última carta. El inversionista contrató a Todd Combs y a Ted Weschler   para que algún día manejen todas las inversiones de Berkshire cuando ya no esté al frente, aunque aún no tiene planes de retirarse.
Por su parte, Buffett no alcanzó su propia meta de desempeño para el conglomerado por primera vez desde que el oriundo de Omaha, Nebraska, tomó las riendas de Berkshire en 1965.
Buffett busca incrementar el patrimonio neto del holding con mayor rapidez que las alzas del S&P 500 en el período quinquenal previo. Gracias a los fuertes avances del índice en 2013, Buffett no lo lograría, según analistas y cálculos de The Wall Street Journal.
                 
El Oráculo de Omaha advirtió a los accionistas que preveía quedarse rezagado frente al índice, aunque probablemente no se lo echarán en cara: los títulos de Berkshire subieron alrededor de 30% el año pasado y cotizan por encima del valor contable de la empresa.
El inversionista sacó a los gestores de una relativa oscuridad. Combs, de 42 años, dirigía un fondo de cobertura de US$400 millones en el estado de Connecticut antes de ser contratado por Berkshire en 2011. Ha superado el S&P 500 tres años seguidos. Weschler administraba una firma de US$2.000 millones en Virginia y se incorporó a Berkshire en 2012.
 
En una entrevista, Buffett dijo que los dos gestores ahora hacen más que sólo elegir acciones. "Han ayudado a Berkshire de formas significativas que no están directamente vinculadas a la gestión de inversión", apuntó. "Ambos serán enormes activos durante décadas". Buffett, presidente de Berkshire, también les dio más dinero para jugar. Combs y Weschler comenzaron 2014 con más de US$7.000 millones bajo gestión cada uno, frente a unos US$3.000 millones al comienzo de 2012, según fuentes.
Se prevé que en los próximos años ambos asuman mayor responsabilidad en la dirección de los asuntos de la empresa, incluyendo las adquisiciones.
                
Las inversiones elegidas por Combs y Weschler, de unos US$14.000 millones, representan una pequeña porción del enorme portafolio de Berkshire de más de US$100.000 millones. Aun así, el veloz aumento de los activos bajo su gestión indica la creciente fe de Buffett en la capacidad de ambos de identificar buenas apuestas.
Su participación en las operaciones de Berkshire que no están vinculadas a la inversión es importante ya que su cartera de renta variable representa apenas una parte del valor total del conglomerado. Berkshire es una entidad gigantesca que también posee operaciones de seguros, empresas minoristas y manufactureras, así como uno de los ferrocarriles más grandes de Estados Unidos.
 
Los dos gestores en general han comprado posiciones de menos de US$1.000 millones, que son pequeñas comparadas con las de varios miles de millones de dólares que mantiene Berkshire en sus "Cuatro Grandes" acciones: Coca-Cola Inc., American Express Co., Wells Fargo & Co. e International Business Machines Corp. Estos títulos elegidos por Buffett hace años representaban en conjunto casi US$58.000 millones, o más de la mitad del portafolio de la empresa, al final del tercer trimestre. Berkshire no divulgará sus posiciones accionarias del cuarto trimestre a los reguladores hasta febrero.
Muchas de las acciones elegidas por Combs y Weschler superaron considerablemente el S&P 500 en lo que fue el mejor año para la bolsa estadounidense en 16 años.
Buffett ha dicho que la mayoría de las pequeñas posiciones de Berkshire de 43 acciones probablemente son inversiones hechas por uno de los dos gestores, mientras que las más grandes son suyas.
 
Por ejemplo, la acción del operador de TV satelital DirecTV LLC, una de las favoritas de ambos gestores, subió 34% en 2013. Al final del tercer trimestre, Berkshire tenía casi 7% de la compañía, una participación valorada en US$2.200 millones. Las acciones de MasterCard Inc. y Visa Inc., que también estarían entre las elegidas por los dos gestores, subieron 64% y 43%, respectivamente, en 2013.